El reportaje sobre el escándalo con la caza real en las noticias de la cadena NTV, octubre de 2006

El reportaje en el programa Maximum de la cadena NTV, 28 de octubre de 2006

Videos reunión que Starostin con los periodistas El 24 de octubre de 2006

 

Balada española

Periódico Premier No 44 (476), 31 de octubre de 2006

El escándalo con la caza real trajo a la Región de Vologda el periodista del periódico El Mundo Daniel Utrilla. Desde Vologda el llevo consigo dos barriletes de la mantequilla de Vologda y un peluche – un oso que el nombró Mitroffan. Así mismo suena este antiguo nombre ruso en la interpretación española.

Un loco

Cuando un natural de Madrid Daniel Utrilla anunció a sus padres que iba a trabajar a Rusia, ellos decidieron que su hijo se volvió loco. En la familia del funcionario de correos nunca había ni rastro de raíces rusos y no se sabía de donde venía la aspiración al “país de osos salvajes”. Desde entonces Daniel hablaba sobre si mismo de esta manera: “Soy un loco para ellos!” Daniel tiene dos hermanos – un artista y un músico.

«Desde pequeño me atraía Rusia, - cuenta el periodista español. - Era especialmente interesante de saber como era vuestro país antes de que ocurrió la Revolución de 1917. Me parece que era extraordinario: bonito, exquisito, refinado y al mismo tiempo poderoso”.

Después de terminar el instituto Daniel entró a la Universidad de Madrid en la facultad del periodismo y se puso la meta de ir a trabajar a Moscú. Estudiaba ruso aunque era increíblemente difícil a encontrar un profesor en Madrid. Ademas, valía la pena a leer los clásicos rusos en original. Daniel fue a San Petersburgo estudiando en una escuela de ruso. Y después de terminar los estudios universitarios empezó a trabajar en uno de los periódicos mas prestigiosos de Europa – el periódico español El Mundo y cuando tenía 25 años era oficialmente designado como su corresponsal en Rusia. Para entonces el español ya hablaba ruso sin errores, sólo con un pequeño acento.

Según normas españoles

Desde entonces la vida de Daniel está dividida en dos partes – una rusa y otra española. Vive al mismo tiempo en dos zonas horarios, ya que cuando en Rusia se acaba el día laborable, en España todo el mundo vuelve después de la comida.

«En España comemos 2-2.5 horas, - explica Daniel. - Es una comida sin prisa, normalmente cerca de la oficina en un restaurante, con una conversación y una copa de vino tinto. En Rusia todo es diferente. A veces la comida es solo una empanadilla, pero a veces no tienes tiempo ni para tomar una taza del té».

Durante una de sus visitas a la Patria que el hace tres veces cada año Daniel pidió a su madre a enseñarle como a cocinar. “Nuestra oficina está en el mismo centro de Moscú, en Chistie Prudi, - explica el periodista. - Es un apartamento normal donde una habitación está habitada para la corresponsalía del periódico. Las otras utilizo para vivir. Por eso tengo la posibilidad de cocinar”. Por ejemplo, la famosa paella española.

El periodista español está soltero de momento, por que en Europa es de costumbre no casarse hasta que tengas 33-35 años. Sólo para esta edad un hombre está capaz de mantener la familia. Daniel todavía no sabe que será su prometida, pero no excluye que ella puede ser en absoluto no española.
Según Daniel Moscú parece mucho a su nativo Madrid. Especialmente con sus precios. En Madrid igual a Moscú la vivienda es increíblemente cara – alrededor de 3 mil dolares por metro cuadrado. “Un amigo ha comprado un apartamento para si mismo en un edificio prestigioso, - ha contado Daniel. - Pero tendrá que pagar hasta que tenga 70 años. Yo de momento no puedo permitírmelo”.

Y también al periodista le dan pena pensionistas rusos. Es difícil a sobrevivir con la pensión que se paga a rusos. Su padre – un simple funcionario de correos – la pensión es de 500 euros mensuales. “Es igual a su sueldo que le pagaron a su padre cuando el trabajaba. Todos nuestros pensionistas son mejor pagados que en Rusia”, - explica Daniel.

Pero en Rusia hay una ventaja clara que le parecía sorprendente mucho tiempo. “Estaba muy sorprendido cuando llamaba desde un lado de Moscú al otro y era gratis! - Daniel no cuenta el pago de subscripción porque es muy bajo. - En España la comunicación telefónica es muy cara. No puedo permitirme hablar con mis madres mas de 10 minutos utilizando el fijo. Y no obstante es increíblemente caro! Y también hay que pagar mucho por la luz. Por lo tanto si comparas un salario promedio en Rusia y en España, después de pagar el teléfono y la luz se quedan casi iguales”.

El Rei no podría

Un corresponsal del mayor periódico tiene mucho trabajo en Rusia. El pueblo español se interesa mucho que papel tiene el nuestro país en la política global. Daniel habla con todos – desde ministros hasta sectarios – también tenía esta experiencia cuando encontró una secta en Moscú con los miembros que consideraron el dictador español Franco como su Dios. A Vologda a Daniel trajo la historia que ocurrió con el oso Mitrofan que desapareció sin rastro después de la cacería del Rey de España Juan Carlos. “Españoles realmente quieren a su Rey, - explica Daniel su interés a nuestra tierras remotas. - Y todos saben que el es un cazador pasional. Solía ir de caza con el Franco cuando era joven”.

El periodista español no cree que el Rey está capaz de matar un animal domesticado. “En principio lo hemos tomado todo como una anécdota. Ya que Rusia se asocia con osos y vodka. Y aquí tenemos un oso borracho”. No encontró ningún rastro de oso Mitrofan, pero se llevo muchas impresiones sobre la Región de Vologda. El periodista incluso apuntó la leyenda sobre la isla de Spas-Kamenski en el Lago Kubenskoe donde presuntamente fue concebido el mismísimo el Iván el Terrible.

“Algún día la historia de la caza real del oso domesticado también se contará como una leyenda. Y posiblemente que es sólo una leyenda”, - se sonrió para despedirse Daniel y se fue a Moscú para escribir el reportaje para la edición dominical del periódico El Mundo.

Yulia Lavrova

Artículo en el sitio web del periódico